Porta Hnos Bioetanol

 

En los últimos años, la producción de bioetanol se ha convertido en uno de los negocios más rentables a nivel mundial.

Esta actividad trae consigo una serie de beneficios tanto para el país en el que se desarrolla, como para el medio ambiente y la empresa productora, pues reduce considerablemente los niveles de dióxido de carbono producidos por otros químicos combustibles, mientras da lugar a ganancias y ventajas en el entorno.

Entre las empresas procesadoras de alcoholes de origen vegetal, Porta Hermanos se destaca por su trabajo con el bioetanol a base de maíz, el cual hace numerosos aportes a la industria argentina y contribuye constantemente a la conservación medioambiental y la sostenibilidad económica del país.

Bioetanol, alcohol ecológico y de alta calidad

Se entiende como etanol al compuesto químico, cuya base radica en la fermentación de azúcares, extraídos de productos vegetales, como la remolacha, la caña de azúcar o el sorgo.

Este comparte origen con el bioetanol, sin embargo, la diferencia fundamental es que este último hace uso de biomasa, originada en procesos biológicos orgánicos, espontáneos o provocados, con el fin de producir energía.

A diferencia del petróleo y otras sustancias similares, este es un recurso ecológico, renovable, que rebaja las emisiones de gases de efecto invernadero y, en consecuencia, reduce el calentamiento global, las emisiones de CO2  y la importación de crudo.

Este elemento genera varios subproductos para la industria cosmética, alimenticia y energética según el tipo de materia prima que se utilice. Aun así, sea cual sea su empleo, este es un alcohol de alta pureza, anticorrosivo, oxigenante y sumamente versátil.

 

Porta Hnos Bioetanol: Producción, importancia y perspectivas

Porta Hnos Bioetanol es producido a través de la destilación de los elementos mencionados, en especial del maíz, el cual se trabaja en cuatro procesos fundamentales:

  • Dilución: Se agrega agua al elemento con el fin de ajustar la azúcar en la mezcla y, en algunos casos, la cantidad de alcohol que hay en él. Este paso permite conservar la levadura necesaria para la fermentación.
  • Conversión: En este mecanismo se convierte el almidón o celulosa en azúcar fermentable. Se hace a través de extractos de enzimas contenidas en la malta o a través del tratamiento del almidón con ácidos utilizados en procesos de hidrólisis  ácida.
  • Fermentación: La fermentación alcohólica se da a partir de las levaduras, que producen el resultado final.
  • Deshidratación: Consiste en separar, a través del calor, los diferentes líquidos de la mezcla hecha.

La forma más utilizada es la aplicación de calor a la mezcla fermentada para conseguir el alcohol.

Ahora bien, el proceso de producción del Alcohol de Porta Hermanos se destaca por el uso a cabalidad de la materia prima, teniendo como base la reutilización del material y la creación de subproductos con funcionamiento óptimo.

Siendo el maíz la base de su trabajo, se esfuerzan por conseguir los mejores resultados, conseguidos a través de un proceso en el que este elemento se muele, se fermenta a través de la mezcla de agua, levadura y enzimas, convirtiendo así los almidones en azúcar y estos, a su vez en etanol.

Una vez hecho este proceso, se aplica la destilación anteriormente mencionada, en la que se separan los líquidos, compuestos por alcoholes, de los sólidos, cuya base es la burlanda.

La suma de ambos mecanismos dan como resultado la producción de un alcohol de alta calidad y pureza, cuyo grado alcohólico es de 96% que, además, trae consigo la producción de subproductos como burlanda para alimentación animal, dióxido de carbono para bebidas gaseosas y aceite de maíz.

Además, la elaboración de Porta Alcohol se emplea en diversas presentaciones y usos:

  • Aplicación medicinal: Esta se hace a través de la marca Bialcohol, destinada al cuidado de la salud de toda la familia. Es, además, el primer alcohol en gel de Argentina, innovado a través de las toallitas desinfectantes y el tradicional alcohol puro.
  • Aplicación alimenticia: Este alcohol es la base para bebidas como Fernet 1882; Guindado Vicente Porta y Nikov Vodka; vinagres como el Casalta y el Favinco y del Bialcohol Tridestilado.
  • Aplicación cosmética: Además, es utilizado para realizar perfumes, esencias, desodorantes y otros productos por el estilo.

El uso de este alcohol en los diversos puntos anteriormente explicados, traen consigo una serie de beneficios y ventajas como:

  • Mejoras en el medio ambiente, pues no tiene efectos nocivos, ni produce residuos dañinos.
  • Es una energía renovable que, en consecuencia, es también inagotable.
  • Emite entre un 40 y 80% menos de gases invernaderos de lo normal.
  • Genera poco dióxido de carbono, reduciendo así el calentamiento global.
  • Su materia prima es sencilla y económica.
  • Puede ser empleado en numerosas tareas diversas.
  • Es una sustancia vital para industrias manufactureras.
  • Aportan estabilidad a la economía argentina.
  • No contamina el agua y mejora la calidad del aire en zonas urbanas, generando así menos residuos dañinos.

Expertos aseguran que la producción de bioetanol es la tarea del futuro. En consecuencia, Porta Hnos Bioetanol sigue apostando por la creación de energías y sustancias alternativas que reduzcan el impacto negativo sobre el ambiente, creando alcoholes orgánicos que pueden ser utilizados en numerosas áreas.

De igual forma, hay quienes resaltan que esta producción genera mayores puestos de trabajos, apuesta por el desarrollo sustentable en Argentina y contribuye a que este sea un país cada día más verde.

Así, puede verse que la producción de bioetanol trae consigo una serie de beneficios, cuya importancia resalta en las ventajas que supone para los diversos estratos que componen el proceso, a su vez que genera y aumenta la producción nacional, proveyendo de manera orgánica la energía necesaria para el funcionamiento de la región.

 

MiniDest: El etanol como fuente de trabajo y desarrollo

Como puede verse, el desarrollo de energías renovables es una necesidad en el panorama que se construye en torno a la empresa Porta Hermanos.

Al ser el bioetanol la base para su producción, han creado MiniDest, que son pequeñas destilerías modulares, que operan de manera remota y que contribuyen a la producción de alcohol de maíz en el campo, mediante un proceso donde toda la materia es utilizada, con el fin de no generar desechos.

A su vez, y gracias a tener al etanol como base, este proceso genera alimentos ricos en fibras para las vacas, pollos y cerdos que habitan en su campo

En compañía, trabajan con un biodigestor que genera energía para la destilería, realizando así una cadena donde todas las partes ganan, generando beneficios altamente rentables, promoviendo la descentralización y la economía circular.

Esto trae como consecuencia que el etanol se arme como una fuente de trabajo y desarrollo, pues consigue crear nuevos puestos laborales en zonas alejadas de la capital, así como promover los procesos sustentables, que son sumamente favorables para el país.

De igual modo, las MiniDest de Porta Hermanos poseen la misma eficiencia de producción que tienen las grandes plantas, pero con menores costos de administración y energía.

Tanto es, que estas pequeñas destilerías tienen la capacidad de moler hasta 40 toneladas de maíz por día, creando hasta 15.500 litros de etanol diarios, que pueden abastecer a 4000 animales en proceso de engorde, cuya ración incluye un 40% de burlanda húmeda, con niveles de proteína que van de los 25 a los 27 grados y que contienen un 12% de grasa, lo que da como resultado elementos ricos en fibra y palatabilidad.

“Estas plantas generan un ahorro significativo en fletes, en tanto el maíz y la burlanda se procesan en origen y habilitan el transporte de productos con mayor valor agregado con novillos o bioetanol”, argumentó  el especialista agroindustrial, Mario Bragachini.

En definitiva, esta tecnología innovadora permite generar 2,53 veces más la energía consumida, ahorrando el 50% del gasto calórico necesario, gracias a su integración a la producción animal, que también genera otros abonos energéticos y biogás, a partir de los desechos naturales, utilizados en el proceso de creación de combustible renovable, hecha a través de un ciclo.

Por último, estas MiniDest generan beneficios como:

  • Ahorro del gasto calórico y energético, gracias a prescindir de la evaporación.
  • Se economiza el uso del flete de maíz y de burlanda, pues este se produce y se consume en el campo donde se ubica la destilería.
  • Dosificación de tráfico y polución.
  • Aumento de la producción de etanol.
  • Creación de nuevos puestos de trabajo en zonas de difícil acceso.
  • Promoción y desarrollo de energía renovable.

 Porta Hnos Bioetanol aporta cada día su grano de arena para promover la industria sostenible en Argentina e impulsar la utilización de estos recursos a nivel mundial, posicionándose como una empresa relevante en el sector.

Debido a su utilización de alcoholes para la producción de todo tipo de productos, que van desde la comida hasta el maquillaje y los perfumes, esta empresa apuesta cada día más por el desarrollo sustentable, generando, además, miles de puestos de trabajo.

Puede verse cómo esta empresa familiar ha conseguido ser sinónimo de éxito, convirtiéndose así en la empresa #1 en Argentina en producción de alcoholes, estando presente en la industria alimenticia, cosmética y farmacéutica, contribuyendo con el ambiente y utilizando al máximo la materia prima.