Una Familia, una historia, una empresa.

En 1882 integrantes de la familia Porta llegan desde la Lombardía italiana y fundan una fábrica de licores.

Nuestro espíritu emprendedor se mantiene intacto a lo largo del tiempo.

Y FUIMOS SUMANDO NUEVAS ACTIVIDADES
Producción y elaboración de alcoholes de alta calidad.
Elaboración de vinagres y acetos balsámicos.
Diseño y construcción de plantas de etanol.
Provisión de soluciones de ingeniería a otras empresas.
Innovaciones tecnológicas que permiten agregar valor a la producción primaria de nuestra tierra.

La historia de Porta es una historia de pasión por hacer y mejorar, de respeto y confianza en el trabajo, hasta en los contextos más críticos de la historia argentina. Nuestro compromiso de contribuir a un futuro mejor sigue tan vivo hoy, como hace más de un siglo.